<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

13 cosas que nunca debes hacer con tu quincena

Escrito por piggo

quincena-1

Es quince y hoy toca la quincena. El santo grial de cualquier trabajador se aparece ante ti y sólo tienes que dar unos pasos para tomarlo o en este caso teclear algo en el cajero.

Por eso, esta vez, y por única ocasión, te decimos las 13 cosas que nunca debes hacer con tu quincena.

1.- Gastártelo todo: La más obvia de todas y quizás la que más se nos olvida. Y es que cuando te sientes libre de compromisos financieros (deudas, préstamos, renta, etc.) es muy fácil dar rienda a nuestro instinto comprador. ¡Contente!

2.- Guardar las deudas en el cajón: Hacer como que no existen no va a arreglar las cosas. Mejor aparta un porcentaje de tu quincena para ir apagando esos pequeños incendios, no quieres que al rato se vuelva un infierno.

3.- Retirar dinero del cajero que no es de tu banco: Es el mero día y la cola llega hasta la esquina. Ármate de paciencia y busca otro cajero, y mejor olvídate de pagar comisiones.

[También te puede interesar: Planea tu quincena como un viaje]

4.- Ser desorganizado: ¿Sabes exactamente cuánto te depositan cada quincena? Exacto, ¡eh! Si no sabes cuánto te llega no puedes saber qué puedes hacer con tu dinero. Empieza a llevar un registro así sabrás a dónde va a parar tu fortuna. 

5.- Dejarlo en una misma cuenta: Tu tarjeta de débito ya está tan borrosa que necesitas lentes para entender los números. Dejar nuestro dinero en un sólo lugar lo hace presa fácil de las tentaciones mejor muévelo a otra cuenta o ponlo en piggo.

6.- Hacer como que te engañas: Nadie te conoce mejor que tú. Así que si sabes que en cuando te caiga tu depósito correrás a comprarte un regalitoy echarte una cena digna de un emperador romano, es momento de cambiarte el chip.

7.- Adelantarte la quincena con la tarjeta de crédito: Nunca, nunca hagas eso, porque directamente le darás un zarpazo mortal a tus ingresos. Entrarás en un desbalance, el cual te tomará cierto tiempo resolver yquizás no lo tengas.

8.- Ser impulsivo: Sentirse respaldado por lo que tienes al principio de la quincena nos hace tomar malas decisiones, como comprar cosas que no necesitamos, ejemplo: unos audífonos que cambian de color. Lo malo es que al final de la quincena suplicas al cielo que ese dinero regrese a tu bolsillo. Obvio no va volver.

9.- Pensar que puedes regresar el tiempo: Aún no podemos dar saltos al pasado para decirnos “¡Detente!, así que mejor piénsalo dos veces antes de desenfundar tu dinero.

[También te puede interesar: 10 segundos que te pueden salvar de cometer una locura]

10.- Aplazar gastos importantes: Hay cosas que tienen que pagarse de inmediato como la renta, los servicios, las mensualidades, el ahorroy cosas que pueden esperar como la entrada del cine o una nueva mesa para poner la tele. Fija tus prioridades. 

11.- Luego me recupero: Seamos honestos eso nunca pasa, si te lo gastas ese pájaro ya voló’. Así que, a menos que tengas una voluntad de hierro, mejor ahórrate la fatiga y el dolor de cabeza de paso.

12.- Los sobrantes: El dinero que te sobró apártalo en otra parte y úsalo para formar un fondo de emergencia o para construir un pequeño ahorro. Evita que se junte con tu siguiente depósito, porque seguro vas a pensar que fue un aumento.

13.- Quedar atrapado por el estrés: Manejar nuestro dinero nos puede ocasionar estrés sobretodo cuando tenemos deudas. Eso es bueno, porque nos hace tomar determinaciones en nuestro favor, pero es importante ponerlas en práctica. Comienza realizando un presupuesto y toma nota de tus gastos. Así poco a poco saldrás de esa racha.

Ebook -  Finanzas personales de bolsillo

Descarga gratis el ebook

Temas: Finanzas personales

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook