<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

4 cosas que te impiden conseguir un aumento

Escrito por piggo

Jefe

A todos nos llega el día en que nos imaginamos entrando a la oficina de nuestro jefe en un derroche de confianza, que hasta Leonardo diCaprio en día de Oscar envidiaría.

[También te puede interesar: 7 tips para pedir un aumento]

En ese momento, que sientes que el mundo es tuyo, lo miras a los ojos y articulas ese juego de palabras que mueres por decir: ¡Quiero un aumento!

El mundo se sacude ante ese escenario y te dice que ‘Sí’… Ahí termina ese minúsculo sueño y empieza la realidad del escritorio.

La pregunta es ¿Por qué solo pasa en tu mente? Así que te decimos 4 cosas que te ponen un paso atrás de conseguir un aumento.

1. Tu cabeza. La mente puede ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo, todo depende de su humor. Y si sientes que no mereces un aumento o que no te lo darán es sólo un reflejo de la confianza en ti mismo. Para que esto no te pase evalúa de manera precisa (con números) tus logros y date cuenta si estás en el momento adecuado de pedir un aumento.

2. Temas difíciles. Hablar de pesos con tus superiores siempre es algo que ‘genera ruido’ y hasta cierto punto eso es lo que nos frena para atrevernos a hacerlo. Si este es tu caso, evalúa la cultura laboral de tu empresa. Por ejemplo, si sabes que se otorgan aumentos en función de logros concéntrate en eso. Si por el contrario, es necesario hablar al respecto con tu jefe no dudes en hacerlo.

[También te puede interesar: Por qué gastar es tan seductor: 5 consejos de supervivencia]

3. ¿Cuánto merezco realmente? Tener un aumento en el porcentaje que nosotros nos imaginamos puede ser poco aplicable a la realidad. Es importante que seas realista a la hora de solicitarlo, porque si no es igual o no rebasa tus expectativas puede causar desánimo y decepción. Conoce la situación de tu trabajo y crea expectativas con base en ello.

4. Estar listo para recibir un ‘no’: Si tu jefe te dice que no, lo más natural es sentirse un poco mal. Lo importante es no tomarlo personal y entrar en una etapa de negociación basada en tus logros y lo que aportas a la compañía. Así que en lugar de ‘sacarte de onda’ prepárate para ese momento.

Por último, si todo sale bien. Aumenta tu nivel ahorro, sin protestar.

Si quieres tener más control sobre tu dinero, saber a dónde se fue y cómo hacer que te rinda más, descarga el nuevo ebook: ¿Por qué el dinero ‘me quema las manos’? Me lo gasté y ni cuenta me di.

ebook -  El dinero me quema las manos

Regina Reyes-Heroles C. y piggo te enseñan a:

  • Diferenciar entre lo que quieres y lo que necesitas
  • Reconocer en qué te gastas el dinero
  • Aprovechar tu ahorro
  • Hacer un presupuesto de 10

Descarga gratis el ebook

Temas: Planeación

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook