<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cómo formar tu fondo de emergencia en sólo 11 pasos

Escrito por Regina Reyes Heroles C.

Cerdito-portafo

¿Todos debemos tener un fondo de emergencia? Para bien o mal, no hay otra opción. Ya sabes siempre hay imprevistos en el camino.

[También te puede interesar: Cinco consejos para hablar de dinero con tu pareja]

De que esto se trata es que nada te agarre desprevenido y que no debas sacar del ahorro para la casa para cualquier eventualidad.

Aceptemos que eventualidades financieras hay todo el tiempo

El fondo de emergencia es un dinero que tienes a la mano, equivalente a 3 o hasta 6 meses de tus gastos fijos, que te salva de todo.

Este fondo de emergencia es el ahorro más difícil de conseguir. ¿Por qué?, porque no es hasta que algo inesperado pasa que entiendes por qué debes tenerlo.

Es, pues, el fondo de emergencia, un alivio y un pendiente constante.

Confieso que mi fondo de emergencia me ha salvado de varias cosas y que cada vez que lo uso me doy una palmada en la espalda por tenerlo. Por otro lado, cada vez que debo juntar ese dinero de nuevo me cuesta más trabajo que dejar de comer pan.

Confieso también que casi nunca logro mantenerlo en 6 meses de mis gastos fijos porque algo pasa y siempre reponer dinero a tu fondo de emergencia es o se percibe como menos divertido que seguir juntando para tu casa/auto/viaje.

La clave con el fondo de emergencia es entender que es para eso: meterle mano cada vez que necesitas. La regla más importante es que siempre debes reponerlo.

[También te puede interesar: 5 acciones rápidas para tener un fondo de emergencia]

Como es un ahorro complejo, aquí les dejo 11 pasos para lograrlo:

1. Establece en qué instrumento debes tenerlo. Piensa en algo que puedas sacar inmediatamente, pero no tan fácil como para que te lo gastes en una tarde de depresión en el centro comercial.  

2. Revisa tu presupuesto y establece tus gastos fijos mensuales que tienes que pagar sí o sí. Aquí entra la renta y el transporte, no las salidas con los amigos. 

3. Multiplica esa cantidad por 3 y luego por 6.

4. Tu primera meta es juntar los 3 meses. Tu gran objetivo es tener los 6.

5. Establece un monto mensual que puedes destinar sin trabajo, esfuerzo, sufrimiento o dolor a esta meta. 

6. Analiza cuánto tiempo te vas a tardar en juntarlo. Divide el monto de los 3 meses entre la cantidad que estás dispuesto a aportar. 

7. Empieza tu ahorro hoy. 

8. Cada vez que tengas un dinero extraordinario -aguinaldos, bonos, te ganaste la lotería- aporta a tu fondo de emergencia. 

9. Si usas un dinero del fondo debes hacer un esfuerzo por reponerlo lo antes posible.

10. No importa si tienes deudas y solo puedes ahorrar la mitad de lo establecido, junta algo para tu fondo de emergencia. Si no logras los 3 meses no te desesperes, tú junta. 

11. No lo dejes para mañana. 

Y para que no dejes tu ahorro para mañana, piggo pensó en este ebook para que aprendas a hacer un presupuesto como un verdadero experto, ¡Descárgalo ya, es gratis!: 

Ebook -  Finanzas personales de bolsillo

Descarga gratis el ebook

Temas: Planeación

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook