<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cómo no gastar de más y sobrevivir en el intento

Escrito por piggo

salvavidas

Si por alguna extraña razón el dinero nunca te alcanza. No te preocupes, no estás solo.
 Todos sentimos esa desesperación de fin de quincena.

Cada vez que nos vuelven a pagar damos ese respiro de alivio y sentimos que un peso enorme se nos quita de los hombros. Pero el gusto no nos dura mucho.

Primero pagamos las deudas y demás gastos que se fueron acumulando. Que si le debes a esta tarjeta, el teléfono y ¿Cuánto le debías a la señora de la limpieza que te hizo el favor de aguantarte?

Al terminar cada pago descubres que apenas tendrás algo que te aguante hasta la próxima vez que te caiga la nómina, y claro, te endeudarás un “poquito” con lo que sea que te encuentres en el camino, al fin de cuentas para eso trabajas y te lo mereces.

Poco a poco vas perdiendo la cuenta hasta que ves que en tu cartera no queda nada más que deudas nuevas.

Si te suena conocido eres de esas personas que no sólo les gusta endeudarse, sino también de las que gastan más de lo debido.

Hacerlo sólo te lleva a entrar a un laberinto donde siempre gastarás tu dinero por adelantado e irás acumulando deuda tras deuda sin poder salir nunca.

Este mal hábito, como todos, puede revertirse, sólo es cuestión de que aceptes una regla fundamental.

Nunca gastes más de lo que ganas

Decirlo suena fácil, pero hacerlo es una historia completamente diferente. En piggo nos juntamos para darle una salida a este laberinto de deudas y que al final salgas triunfador:


1. Acepta que tienes un problema: Sí, tal y como lo lees, es un problema. Nada de qué avergonzarse, pero es importante que sepas que lo tienes para en verdad tomar acción y salir del laberinto.

2. Registra tus gastos: Haz una pequeña lista de tus gastos mensuales donde incluyas los más posibles, desde rentas hasta propinas y viene –viene.

3. Elimina lo que no necesitas: Como si fuera un comercial de televisión, date cuenta que hay gastos que igual no necesitas, tal vez sea el café caro que compras todas las mañanas, o los postres de la tarde. Sea lo que sea redúcelo o elimínalo.

4. Liquida tus deudas: Es muy importante que elimines tus deudas, entre más pronto mejor. Éstas sólo sangran tu cartera. Elimina las más pequeñas y luego ve por las grandes. Y por amor al bebé Jesús, no te endeudes más. 

5. Alto a las tarjetas de crédito: Si eres de los que coleccionan tarjetas de crédito, hasta de la tienda de conveniencia, trata de cancelar las más posibles, a lo máximo quédate con dos, las que mejor te acomoden por servicios, anualidad, línea de crédito etc. Puedes leer este post de tarjetas de crédito.

6. Que el dinero trabaje por ti: Ya has eliminado gastos innecesarios y deudas, ahora es el momento de  manejar el excedente de dinero que puedas llegar a tener. Básicamente para que tengas dinero para algún capricho a largo plazo. Es importante que ahorres, y que ahorres una cantidad fija. Además podrás invertirlo para que este dinero trabaje por ti y tengas dinero cuando lo necesites.

Listo. Con estas buenas claves, estamos seguros que saldrás de ese temible laberinto de deudas y ver la luz en un mar de posibilidades mientras ahorras para lo que quieras.

Ya por último date una vueltecita por piggo.mx podemos ayudarte a ahorrar e invertir de la manera más fácil.

Únete a nuestro blog

Temas: Finanzas personales

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook