<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¿Harto de discutir por dinero con tu pareja?

Escrito por Sonia Sánchez-Escuer

pareja6-1

Dinero y amor no se mezclan. No se juntan. No son compatibles.

Esta es la opinión de miles de personas cuyas experiencias con el dinero y su pareja han sido más que desastrosas. Pero si el dinero forma parte de la vida hasta nuestro último día ¿significa entonces que nunca podremos tener amor?

[También te puede interesar: 5 inesperadas acciones que te harán ganar más dinero]

Estoy convencida de que no. Sólo hace falta afilar y mejorar nuestras habilidades de comunicación y una cosa muy importante: dejar de estar obsesionados con tener razón. 

Comunícate eficientemente

No basta con decir con palabras lo que quieres o lo que deseas. Para que tu comunicación sea realmente eficiente necesitas:

1. Tener claro lo que necesitas o deseas.

Saber lo que queremos es la mitad del camino porque nos permite enfocarnos en lo importante y no dar vueltas o discutir por cosas que “ni al caso”. Cuando te sientes a platicar con tu pareja sobre dinero -y cualquier tema- procura tener primero bien claro u objetivo.

2. Un propósito

¿Qué quieres lograr? Porque no es lo mismo querer llegar a un acuerdo que simplemente demostrarle al otro que se equivoca. Y aquí es donde nuestro ego nos traiciona.

Los seres humanos estamos obsesionados con tener razón. No importa el tema ni qué tan irrelevante sea para nuestro bienestar, el tener razón nos levanta el ego, el ánimo y nos sentimos ganadores.

El problema es que muchas veces nos convierte más en perdedores.

Juan y Roberta

Juan sabe que Roberta hace mal en no ahorrar. Tiene los datos y la ciencia de su lado. Cuando Roberta no llega a la quincena es la discusión de siempre: Juan le dicta la “letanía” del ahorro y de todo lo que ella hace mal en relación a su manejo de dinero. 

Sí, Juan tiene razón (es “team ahorro” como yo). Pero… ¿qué está sucediendo en realidad?

  • ¿El mensaje está llegándole a Roberta?
  • ¿La hace sentir peor o mejor en relación al dinero?
  • ¿Incrementa el resentimiento contra Juan?
  • ¿La próxima quincena si ahorrará?

Creo que sabes las respuestas :) 

Estar en lo correcto, tener razón y los datos de nuestro lado, no significa que logremos lo que queremos: COMUNICAR NUESTRO MENSAJE y QUE ÉSTE LLEGUE. Es horrible, lo sé. Pero saberlo te dará ventaja para mejorar las cosas. 

Si Juan quiere que Roberta entienda lo que significa ahorrar para el bienestar tanto personal como de ellos como pareja, necesita otro plan:

  • Ahorrar juntos en una alcancía. Ponerlo como meta divertida. Que en cuanto lleguen a X cantidad se lo gastarán juntos en algo que les gusta. 
  • Hacerlo divertido, sencillo y con meta clara hará que Roberta esté más dispuesta a “entrarle”. Nadie la está juzgando a ella y están haciendo algo divertido que los beneficiará a los dos rápidamente, no en un futuro que se siente lejano.  

[También te puede interesar: 5 estrategias de dinero que te darán ventaja en los 40]

3. Observar al otro

Imagina que acabas de recibir de regalo un cachorrillo de perro que has estado deseando por años. Estás feliz ¡brincas!. Vas corriendo a decirle a tu mejor amigo. Pero él está algo cabizbajo, y callado. Ignoras esas señales y le cuentas con emoción sobre tu nuevo cachorro.

Tu amigo no se entusiasma como esperas y por supuesto ¡te molestas! ¿Qué acaso no le importa lo que te pasa? 

El error es tuyo.

Cuesta trabajo recibir una comunicación en un “estado emocional” cuando estamos en otro estado muy diferente. El entusiasmo y alegría no se reciben bien cuando estamos profundamente tristes o muy preocupados. 

Eso no significa que no puedas comunicar lo que deseas cuando las emociones no coinciden, sólo tienes que ajustar la manera en la que te comunicas y te expresas conforme observes al otro. Si tú estás muy alegre pero la otra persona no, lo mejor es bajar la intensidad de tus palabras y expresiones (no de tu emoción) para que el mensaje pueda llegar mejor.

Juan y Roberta 

Roberta está entusiasmada con comprar un refrigerador para la casa. Encontró uno buenísimo a un excelente precio. En cuanto ve a Juan le cuenta de la súper oportunidad… pero Juan no se entusiasma porque justo le acaban de decir que se cayó un importante proyecto que tenía en puerta.

Ante esta diferencia de emociones, podría haber un choque de opiniones sobre “el dinero” y por supuesto una discusión en la que ambos terminen sintiéndose fatal.

En realidad, Juan sí quiere comprar un refrigerador nuevo, simplemente no es el momento para el de pensar en eso. No es prioridad.

Las relaciones personales son delicadas porque están llenas de micro detalles, pero si aprendes a usar estos tres factores para comunicarte con eficacia, lograrás más con cada vez menos discusiones. ¡De verdad funciona!

Si quieres saber más sobre cómo manejar el dinero entre dos, descarga este ebook de piggo.

Ebook -  Finanzas para parejas

En él encontrarás:

  • Qué tienes que saber antes de iniciar tus finanzas en pareja
  • Tipos de parejas financieras
  • Cómo manejar tu dinero y el de ambos
  • Manejo de crisis

Descarga gratis el ebook

Temas: Planeación

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook