<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Reenamórate de tus metas en 5 pasos

Escrito por piggo

montana

Sentir pasión por algo es increíble, es una fuerza colosal que te hace mover ‘cielo, mar y tierra’ para conseguir ese anhelo.

Encontrar ese motor es lo más difícil de todo, pero te aseguro cuando lo encuentras tu vida cambia por siempre.

Lo mismo pasa con las metas, sobre todo las financieras. Cuando las decretamos por primera vez ‘todo es miel sobre hojuelas’ pasadas las semanas estamos al borde del divorcio de ellas.

Así que para que el romance dure un siglo o, por lo menos, hasta que consigas hacer realidad esos sueños, te dejamos 5 pasos infalibles para lograrlo:

1. Que la Luna de Miel dure toda la vida: Si tienes una meta muy clara no la dejes ir… el amor no llama dos veces a la puerta. Si aún no la conoces, pues sólo hay que buscarla y obviamente comprometerse con ella. Así que entra a tu piggo y enciende la llama de la pasión con tu primer objetivo o de aquel que ya se aburrió de tanto esperarte.

2. Sé creativo: Si sientes que se te cierra el mundo y estás a punto de decir… ‘Mejor, siempre no’ y dejar tus ‘metas como novi@ en el altar’.  Es un momento ideal para replantear esa relación y ver qué es lo que te está alejando de ellas. Quizás no es la meta correcta, quizás no sabes por dónde empezar, quizás estás ahorrando de más… Analiza la situación y reenamórate de tus metas.

3. Rompe la rutina: Como que últimamente ya nada te sabe igual o como que el mundo te da un poco lo mismo. Sin duda estás siendo atrapado por la rutina. El problema es que todo lo que hacemos se impregna de nuestro estado de ánimo. Así que tómate un respiro para recargarte y automatiza tu ahorro para que pase lo que pase tu meta nunca esté sola.

4. Dale su lugar: Las metas financieras son cosa seria. Es un compromiso contigo mismo. Y como todo lo importante, hay que dejar de lado ciertas cosas para alcanzarlas. Realiza tu presupuesto, analiza tus gastos y si aumentan tus ingresos ahorra más para que llegues más rápido.

5. No hay plazo que no se cumpla: Conseguir una meta puede tomarnos unos días o varios años. No importa cuál sea el plazo, lo importante es qué aprendemos en el proceso como: organizar nuestros gastos, ahorrar más, atrevernos a invertir, dejar lo menos por lo mejor.

¡Abre tu cuenta!

Temas: Planeación

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook