<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Y llegó a la universidad antes… ¡De que me diera cuenta!

Escrito por piggo

genio

Lo sostienes en tus brazos. De él emana una energía peculiar y de ti una alegría que nunca has sentido. La abuela te lo arrebata de las manos. ¡Ya sabes! Derechos ganados con los años.

Ese instante abre la puerta a la reflexión. Te preguntas qué será cuando ‘sea grande’… ¿Ingeniero Mecatrónico? ¿Biomédico? ¿Comunicólogo? o ¿Cantante de un grupo de moda?

Sentado ahí, en un pequeño sillón, te decides a hacer cualquier cosa por él. Tu mano podría ir a tu corazón pero en esta ocasión busca tu cartera. 

[Tambén te puede interesar: ¿Cómo me convertí en millonaria antes de los 40?]

De acuerdo al reporte global, El valor de la educación, más de la mitad de los padres en 15 países, entre ellos México, coinciden en que pagar la educación de sus hijos es la mejor inversión que pueden hacer.

Este rubro es tan importante que casi 50% de los ingresos familiares en nuestro país van a parar en educación.

Esos recursos provienen principalmente de los salarios combinados de los padres, sus ahorros y, si pueden, se ayudan con algún tipo de becas.

 

El gran paso

La educación universitaria se ha convertido en una decisión inapelable en la mente cualquier padre. La razón no sólo está relacionada con la necesidad de otorgarle a sus hijos una educación de primer nivel, sino también darles las herramientas necesarias para sobrellevar el competitivo mundo donde vivimos.

¿Para qué quieren los padres que sus hijos acudan a la universidad?

Estadisticas

Tan sólo en México, casi el 90% de los padres desea que sus hijos tengan acceso a esta oportunidad. Lo curioso es que sólo 19% de ellos ha pensado en contratar un producto de ahorro que garantice la educación de sus hijos.

Pero el primer paso siempre es el más difícil. La simple idea de ponerle fecha a una decisión de ese tipo genera un terrible estrés sobre los padres.

[Tambén te puede interesar: Por qué la inflación es el enemigo de tu dinero]

 A veces, esta sensación hace que encapsulen la idea por años. ¡Es difícil! ¡Así voy bien! ¡Ya Dios dirá! Pueden convertirse en excusas que compliquen tu camino. De hecho, el estudio reveló que la mayoría de las parejas planea sólo con 3 años de anticipación este tipo de decisiones.

Si esto te dejó pensando, te damos los 5 pasos para planear la educación de tus hijos:

1. ¡Comienza a ahorrar ya! Sácale ventaja al tiempo y empieza a ahorrar desde ahora. Sólo ¡Ponle fecha! y decídete a hacerlo. En estos casos, los años son tus mejores amigos. Y tu peor enemigo es posponer la decisión.

2. Investiga. Busca productos financieros que se adapten a tu estilo de vida y que te den los beneficios que esperas.

3. Evalúa. Piensa en tu situación actual y cómo te verás en unos años. A partir de esto decide qué producto te da la flexibilidad que necesitas. De nada sirve atarse a un ahorro de 10 años que te exija aportar demasiado y que te penalice en el momento en que aparezca un inconveniente.

4. Piensa en qué universidad. Sabías que las carreras universitarias suben de precio cerca de 10% al año. Si ya tienes en mente donde te gustaría que estudiara tu hijo y realiza una proyección de cuánto necesitarás cuando tenga la edad para ingresar.

5. Considera dar el salto. Estudiar en el extranjero ya no es tan complicado como hace unos años. Piensa en las ventajas que podrían traerle a tus hijos realizar estudios en el extranjero y una vez más evalúa, que te conviene a ti y a tus hijos.

Únete a nuestro blog

Temas: Planeación

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook