<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGG5TH" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

5 consejos para sobrevivir al “quiero seguir comprando”

Escrito por Ilse Santa Rita

 

Empecé a gastar y ya no puedo parar, ¿qué hago?Si sientes que te encuentras ante esta situación, no estás sola. Te damos una quinteta de salidas para sobrevivir al ¡quiero seguir comprando!Piggo_blog1200x628_comprando.png

“Todo empezó con el Buen Fin, siguió con el Cyber Monday y sus ofertas en línea; ahora me dedico a cazar ofertas”. Aunque no lo parezca, éste es un caso real, y lo peor de todo es que nos puede pasar a todas; sobre todo en estas épocas en las que hay muchas facilidades de pago y para colmo ¡descuentos!. Ante esta combinación, si no sabemos controlarnos, lo más seguro es que empecemos a generar “deuda mala” y al final nos enfrentemos a un efecto bola de nieve.

Empecé a gastar y ya no puedo parar, ¿qué hago?Si sientes que te encuentras ante esta situación, no estás sola. Te damos una quinteta de salidas para sobrevivir al ¡quiero seguir comprando!

1. Haz el recuento de los “pagos”

Es horrible descubrir cuánto nos hemos gastado porque al principio parece poco. Una cosita por aquí y otra por allá. “Compritas” que por separado parecen pequeñas, pero que al revisar lo que ya has cargado a la tarjeta descubrirás que no son los $1000 pesitos que pensabas.

2. Haz la “anti-lista”

No es nada complejo: haz una lista de las cosas que deseas y ponla en el refri; si para fin de mes es tan larga que le da la vuelta, ponte un alto, y si no tiene nada de nada, date un regalito.

3. Genera un sistema de alerta

Siempre necesitamos algo que nos haga regresar a la realidad cuando la emoción de compra nos atrapa. Desarrolla rutinas que te ayuden a controlarte; por ejemplo, tomar agua, apuntarlo en una nota, revisar tu presupuesto, comprar unos chicles, ir por café… en fin, sé creativa. Eso te permitirá poner los pies sobre la tierra.

4. Conoce tus puntos débiles

Todas tenemos cosas que no podemos resistir a comprar, desde zapatos hasta el nuevo lipstick de Chanel. Si sientes que esos “detallitos” te están llevando a la ruina, sólo asígnales una parte de tu dinero al mes y no rompas la regla de gastar siempre menos de lo que ganas.

5. No te sientas mal

A todas nos ha pasado alguna vez que saliendo de la tienda, el restaurante o boutique nos empezamos a sentir mal por haber gastado dinero que no estaba destinado para ello. En lugar de conflictuarte, disfruta eso que compraste porque ya no hay vuelta atrás; en donde sí se puedes corregir es empezando a minimizar estos escenarios por medio de una planeación y la creación de un presupuesto.

 

Esta columna fue publicada originalmente el 17 de enero del 2018 en InStyle México.


¿Te gustó este contenido? 

Descubre más

Temas: Finanzas personales, Dinero, piggo, gastos, moda, compras

¿Algo en específico?

Piggo.mx empieza a cumplir tus metas

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Últimos tuits

piggo en facebook